La situación de los puertos emplazados en un entorno natural y la dinámica urbana que lo rodea condiciona el crecimiento futuro de sus actividades y de su superficie portuaria. Estas barreras aparentemente insuperables desde la visión de expansión del puerto invitan a innovar en la búsqueda de la intensificación del espacio dando opciones de nuevos sitios húmedos, y de mejorar e incorporar los sitios secos a la mecánica portuaria. La búsqueda de alternativas acercan las opciones de optimizar el uso del espacio interno y de analizar espacios externos al puerto.

Optimizar el uso del espacio interno mediante un estudio de intensificación reasigna espacios a nuevas funciones portuarias, mueve empresas desde sitios húmedos a sitios secos, extiende la longitud de los muelles, da opciones de almacenamiento intenso, acondiciona sitios en desuso u abandonados, busca parcelas contiguas ociosas, suma multiplicidad en el uso del espacio, habilita un uso compartido de instalaciones y del espejo de agua, reemplaza muchas instalaciones horizontales por edificios verticales, y según el tipo de suelo emplea construcciones subterráneas.

El puerto puede salir de su limite a buscar nuevos espacios. Los espacios externos cercanos al puerto podrán darle sectores de oficinas, servicios y comercialización. Cuando ubicados en sitios donde haya integración de los modos de transporte de carácter multimodal, la solución de un puerto seco expresa maximizado el concepto: una terminal intermodal interior conectada con el puerto por transporte vial y ferroviario. Un medio de consolidación de carga que funciona como una prolongación del puerto marítimo, dinamiza sus actividades al disminuir el numero de operaciones en la terminal marítima, reduce la necesidad de espacio y la presión que ejercen sobre la costa, sumado a un mayor hinterland al extender su zona de influencia, otorgando un gran desarrollo en las inmediaciones a los centros de producción y consumo.

Numerosos puertos enfrentan la escasez de espacio disponible. Es necesario que la planificación portuaria y la planificación urbanística de la ciudad armonicen sus objetivos de desarrollo del puerto y de la ciudad. La coordinación de planes de las actividades de crecimiento de la ciudad y de aquellos planes de recomponer y otorgar funcionalidad al puerto hacen posible acercar soluciones viables al déficit del espacio portuario.

Anuncios